28/02/2017

Innovación: la clave para mejorar la productividad y sustentabilidad en la industria de la Construcción

Según datos del estudio Global Construction Outlook 2020, se estima que la industria de la construcción crecerá de USD 8,5 millones de millones en 2015 a USD 10,3 millones de millones en 2020 y según el estudio Real Estate 2020 de PwC podría llegar a los USD 15 millones de millones para 2025.

Por otro lado, según datos de las Naciones Unidas de 2012, se prevé que la población urbana supere las 6 mil millones de personas para 2050. Esta misma organización señala que para 2025 habrá 37 megaciudades en comparación a las 23 que existen actualmente. Este crecimiento de las ciudades, hará necesario aumentar la productividad del sector y por supuesto la sustentabilidad, para lo cual la innovación es la clave. Es por eso que a continuación te mostramos algunas de las que se están desarrollando.

Investigadores del Wallenberg Wood Science Center del KTH Royal Institute of Technology of Stockholm desarrollaron Optically Transparent Wood (TW), una madera traslúcida. Esta es el resultado de un proceso químico mediante el cual se le quita la lignina, por lo que queda muy blanca. A esta superficie porosa se le impregna un polímero. Este material podría no solo utilizarse en fachadas y ventanas, ya que deja pasar la luz solar, sino también cubrir superficies con células solares.

Por otro lado, la utilización de impresoras 3D está dirigiéndose ya no solo a la fabricación de piezas pequeñas para ser utilizadas en construcción, sino también a la construcción de estructuras más grandes. Es el caso del proyecto de la start-up holandesa MX3D, un puente de estructura de acero construido mediante impresoras 3D robóticas, sobre uno de los canales de Amsterdam y que tiene fecha de finalización en septiembre de este año.

Aunque aún sigue en etapa de pruebas, investigadores de Materials for Life (M4L), consorcio integrado por las universidades de Cardiff, Cambridge y Bath, de Reino Unido, desarrollaron una serie de tecnologías para crear un hormigón autorreparable, ya que según cifras estimativas en Reino Unido se gastan USD 57,8 mil millones en reparaciones y mantenimiento de estructuras de hormigón. En 2015 se realizaron las primeras pruebas, en situación real para evaluar su efectividad, de tres tecnologías: uno con polímeros de memoria de forma activados por corriente eléctrica, uno con agentes curativos hechos de compuestos orgánicos e inorgánicos, y otro con cápsulas que contienen bacterias y agentes curativos. En 2016 publicaron los primeros resultados que fueron alentadores, para seguir con la investigación.

Por otro lado CB Insights publicó en junio de 2016 un artículo sobre 31 startups tecnológicos dedicados a la construcción, entre ellos se encuentra Better View, empresa que utiliza drones para recopilar imágenes y datos, para luego proporcionar un análisis experto a las empresas, que puedan tomar decisiones informadas en distintos procesos de la construcción.

Otra de las interesantes startups que se muestra es Fieldlens, que desarrolló una herramienta de gestión y comunicación que funciona a tiempo real a través de una web y una aplicación, facilitando la coordinación dentro de la construcción entre las distintas áreas. Esta herramienta utiliza conceptos conocidos de redes sociales como noticias, fotos, video, etiquetado y uso compartido, y los aplica a la comunicación diaria sobre el terreno, como gestión de tareas, programación del sitio de trabajo, auditorías de seguridad, informes de progreso, entre otros. Hasta la fecha de publicación del artículo el startup había recaudado USD 12 millones de 13 inversionistas.

Sin duda estas innovaciones serán un aporte a la construcción, ya que como menciona ArchDaily, uno de los sitios web de arquitectura más importantes del mundo, en los próximos años se diseñarán más de 18 mil millones de m2 para albergar a más de 1,5 mil millones de personas.

 

Fuentes utilizadas:

Artículos relacionados: