10/12/2014

Casos de CREATECH: Desde el sur de Chile Henry Herrera, emprendedor experimentado desarrolla soluciones ambientales

2014-12-10En el sur de Chile, específicamente en la ciudad de Ancud se encuentra Innovaideas, empresa que desarrolla proyectos de innovación a través de una línea de biotecnología ambiental, con proyectos en la revalorización de residuos acuícolas, pesqueros y ganaderos, remediación de sedimentos marinos, búsqueda de soluciones veterinarias para enfermedades en peces y una línea de proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y cambio climático. Henry Herrera, su fundador, conversó con CREATECH sobre su proyecto Proteolíticos Chile, asesorado por nuestra empresa y compartió su experiencia como emprendedor e innovador.

Proteolíticos Chile, proyecto ganador en 2012 del subsidio Empaquetamiento Tecnológico para Nuevos Negocios de CORFO, es un aditivo que busca revalorizar los residuos acuícolas y pesqueros, mayoritariamente de la industria del salmón. Este aditivo permite transformar los residuos en subproductos para diferentes usos. Este producto es una pasta similar a un yogurt que contiene la proteína, biomasa triturada, y el aditivo que permite conservar, mejorar y adaptar el residuo revalorizado a diferentes mercados. Sin embargo en Chile su uso se limita a la harina de pescado, teniendo el potencial para ser utilizado por ejemplo como un hidrolizado en la industria de las mascotas.   

En este momento Henry nos cuenta que el producto está en su etapa de comercialización bajo el nombre de Biofor, a través de una alianza estratégica con Productos y Servicios S.A., “fabricante y distribuidor distinto a nosotros. No estamos fuera del proyecto, pero si en una parte distinta”, comenta que es un escenario distinto a lo que tenían planeado, pero al innovar “uno tiene que estar abierto a los cambios posibles que genera el mercado”.

Con respecto a lo que se vislumbra en el futuro para este proyecto y su empresa señala que “ya está terminado, se creó, se desarrolló y actualmente se comercializa. Ahora por nuestra parte estamos viendo otros proyectos, otros emprendimientos de distintas áreas de la biotecnología y que están en distintos niveles de avance, los que pudiesen tener la misma suerte que Proteolíticos Chile, de ser comercializados por terceros”.

Este proyecto fue asesorado por CREATECH mediante Estudios de Innovaciones y Mercados del tipo Market Profile, Prospección Comercial y Plan de Negocio. Henry Herrera describe el trabajo realizado por nuestra empresa en las siguientes palabras “rapidez, seriedad, compromiso, eficacia y eficiencia”, y de su experiencia rescata que mediante estos estudios se “entregaron las herramientas para poder orientar nuestro trabajo y nuestra estrategia comercial en relación a los diversos escenarios que podríamos enfrentar y en esa situación recibimos un input importante para seguir avanzando en proceso de ventas de nuestro producto”.

Al emprender y trabajar en innovación Henry ha aprendido que las claves para sacar un proyecto adelante son la perseverancia y la flexibilidad. En relación a esto comenta que “hay que tener presente que algo va a salir mal, o bien a veces el Mercado no siempre cree que tu producto es bueno o no quiere pagar por lo tuyo, el mercado cambió, o la solución fue creada en otro lado del mundo, etc.”, por eso aconseja diversificar la matriz de innovación, tener varias ideas en paralelo “porque más de alguna no va a llegar a término”, además “en este tipo de proyectos uno no se puede encasillar en una Carta Gantt tan cerrada”.

Pero a pesar de los problemas que puedan existir, Henry señala que existen grandes satisfacciones personales, “a través de ese proceso generas/transformas una necesidad del mercado en algo útil”, y “ves la génesis de tu proyecto hasta que sale al mercado, pasando por distintas dificultades y procesos, lo que entrega enseñanzas para futuros emprendimientos”.

Para finalizar Henry entrega algunos consejos para aquellos que recién están comenzando en el camino del emprendimiento. Lo primero que se debe hacer si se quiere partir con una idea, es ver si le va a servir al mercado. Para eso es necesario “compartirla, lo que no significa contar a otro lo que quieres hacer, pero sí pedir opinión a los pares, incluso a los que no tienen nada que ver con la industria que tú quieres atacar”.

Luego seguir el ciclo de proyecto, no saltarse etapas porque así se disminuyen las incertidumbres, ya que hay que considerar que los tiempos en innovación no son menores, “desde el momento en que concebiste la idea, ofreces la solución, que alguien te tome atención para apalancar recursos y que llegue a ejecutarse pueden pasar de 3 a 5 años y para eso hay que tener la madurez y la capacidad para soportar ese tiempo”.

Señala que “es bastante aconsejable trabajar con un equipo multidisciplinario y buscar socios adecuados, en donde la confianza es primordial y antes de buscar financiamiento es necesario tener resueltas ciertas cosas básicas como mercado objetivo, cuánto podría costar tu producto, cuál es tu competencia a nivel de perfil y a partir de eso ir avanzando”. Finaliza diciendo que “¿existe el riesgo de que alguien te copie la idea?, sí está implícito cuando uno comienza un proyecto, pero quien no se arriesga en innovación, no avanza”.

 

Artículos relacionados: