21/10/2014

Drones: tecnología militar puesta al servicio de necesidades civiles y comerciales

2014-10-21-1Unmanned Aerial Systems (UAS) es el nombre de las aeronaves no tripuladas, más conocidas como drones. Pilotadas de manera remota o bien siguiendo un programa preestablecido, su uso estaba limitado, hasta hace algún tiempo a misiones militares de reconocimiento o ataque de blancos específicos. Sin embargo, en los últimos años esta tecnología militar está siendo utilizada en otros ámbitos tan distintos como la agricultura o la toma de fotografías.

Uno de los usos más publicitados que se está probando desde hace algún tiempo, es el transporte y entrega de paquetes pequeños, siendo Amazon y Google las pioneras en la realización de pruebas y prototipos para esta función. Sin embargo DHL, perteneciente a la alemana Deutsche Post, se adelantó, transformándose en la primera empresa en transportar productos mediante drones. El servicio lo hará desde la ciudad de Norden a la isla Juist, en Alemania. DHL transportará medicamentos y otros bienes de urgencia. La carga máxima a transportar será de 1,2 kg, volando a una velocidad de 65 km/h a 50m de altura. 

Por otra parteelstart-up de drones comerciales Airware, planteó a fines de enero de 2014 usar esta tecnología para proteger animales en peligro de extinción de los cazadores furtivos. Durante dos semanas probaron este proyecto en el Centro de Conservación OI Pejeta en Kenia. Tiempo en el que se monitorearon 2 especies de rinocerontes, con drones que poseían ópticas electrónicas para monitoreo durante el día y mira infrarroja para monitoreo nocturno. Estos entregaban información en tiempo real a los guarda parques que se movilizan en automóviles, lo que permitía un control más efectivo de las especies.

En 2013, investigadores de la Michigan State University crearon su primer drone, para ser utilizado en el área de la Agricultura de Precisión. Este drone tiene la finalidad de ayudar a los agricultores a maximizar el rendimiento de los campos, mediante la mejora de la gestión de nitrógeno y agua, y la reducción del impacto ambiental producida por la lixiviación de nitratos o de las emisiones de óxido nitroso. Este drone puede identificar la salud del cultivo, midiendo como los cultivos han sido afectados por la sequía, la falta de nutrientes o pestes, así el agricultor puede identificar las áreas problemáticas, entregando soluciones específicas en un área determinada.

Siguiendo en el área ambiental los drones son utilizados para el control de recursos naturales e investigación científica. Por ejemplo la española Fightech Systems construye y comercializa drones, no solo para uso comercial, sino también para el control de desastres naturales. Esta compañía ha aportado al control de incendios forestales, gracias al monitoreo y entrega de datos en tiempo real. Este mismo sistema se puede utilizar en derrames de petróleo ya que puede monitorear la situación, superficie y desplazamiento del derrame. En caso de desastres nucleares o biológicos, puede acercarse a los lugares sin poner en peligro vidas humanas recogiendo datos de superficie dañada y estado de esta.

Otro uso en el área científica es el monitoreo de actividad volcánica. En 2013 investigadores de NASA Earth viajaron a Costa Rica para monitorear el volcán Turrialca. Mediante tres drones se recopilaron datos sobre la distribución y concentración de gases volcánicos como el dióxido de azufre, datos que pudieron ser comparados por los entregados vía satélite. Esto permitiría, según los científicos, mejorar las predicciones del clima global y disminuir los riesgos ambientales para las personas que viven cerca.

Sin embargo los UAS no solo son utilizados para fines científicos o para el transporte. Estas naves no tripuladas se están utilizando cada vez más para tomar fotografías o filmar videos, ya sea profesionalmente o con fines recreativos; ya que permite capturar tomas que de otra forma sería imposible. Sin ir más lejos, hace unas semanas atrás DJI, desarrolladora y fabricadora de drones especiales para estos fines, voló un drone sobre el volcán Bardabunga en Islandia filmando su erupción.

Debido a que la utilización de esta tecnología se ha masificado y diversificado, las entidades correspondientes están creando regulaciones, para evitar el mal uso de los drones. Por ejemplo a fines de septiembre la Federal Aviation Administration de Estados Unidos (FAA) autorizó el uso de drones en filmaciones de películas en Hollywood con normas específicas. Gracias a esta normativa, los productores ya no tendrán que buscar locaciones en otros países para filmar con estos aparatos.

Como se ha visto la diversificación de usos de esta tecnología militar ha permitido avances en distintas áreas como la investigación científica y en control de desastres naturales, ya sea registrando datos o evitando el riesgo a las personas. Así como también en la captura de imágenes que antes hubiese sido muy difícil obtener. De seguro los avances de esta tecnología nos seguirán sorprendiendo.

 

Fuentes consultadas:

Artículos relacionados: