12/06/2014

Ley I+D: ¿Cuáles son los resultados de la Ley?

2014-06-12-sContinuando con nuestra serie de artículos dedicados a la Ley de Incentivo tributario a la I+D, daremos a conocer los resultados que esta ha tenido desde su implementación en 2008, hasta junio de 2013, incluyendo los obtenidos a partir de su modificación en 2012.

Según índices entregados por la OCDE en países desarrollados la inversión en IyD llega a un 2,5% del PIB, mientras que en Chile no supera el 0,5% de este. Por otro lado según los últimos datos disponibles, a marzo de 2011, en Chile, solo el 44% del total de la inversión en Investigación y Desarrollo (IyD) fue realizada por empresas, en tanto que el promedio de OCDE llegaba al 65%.Lograr estas cifras son algunos de los objetivos que se han propuesto los últimos gobiernos chilenos, buscando al mismo tiempo convertir al país en un polo de innovación. 

Para conseguir estos objetivos es que se modificó en 2012 la Ley de Incentivo Tributario a la I+D de 2008, que tal como se explicó en el artículo “Ley de I+D: ¿Puede acceder mi empresa a este beneficio?”,  promueve la inversión en IyD en las empresas, teniendo como objetivo mejorar la capacidad competitiva de estas. Ya que como señala Dimitri Corpakis, Head of Sector on Regional Aspects of Research Policy de la Unión Europea, “El conocimiento a través de la inversión en IyD es un motor clave para el crecimiento económico y el empleo […]”. A seis años de su implementación y a casi dos de su modificación es normal que aparezcan las preguntas sobre los resultados que ha generado esta Ley, que se presenta atractiva para aquellas empresas que realizan IyD. A continuación entregamos algunas cifras relacionadas a ella.

Uno de los cambios más significativos de esta reforma fue el aumento del monto máximo de certificación, de 5000 UTM a 15000 UTM. Y si bien se mantiene el 35% de crédito tributario, con la reforma, el 65% restante puede ser considerado como gasto necesario para producir la renta, por lo que finalmente el beneficio puede llegar a cerca del 50%. Estas modificaciones sumadas a que con la reforma los proyectos a certificar pueden estar en marcha o prontos a comenzar han mostrado resultados positivos.

Desde que comenzó a regir la Ley en 2008 y hasta junio de 2013 se realizó una inversión total de USD 26,1 millones. En el período que funcionó la antigua Ley, es decir entre  2008 y 2011, se acogieron al Incentivo Tributario a la IyD 71 empresas con un total de 73 proyectos certificados por alrededor de USD 15 millones. Con la reforma a la Ley solo en 10 meses se certificó casi el 80% de lo certificado durante los cuatro años anteriores, llegando a una inversión en 33 proyectos de USD 11,5 millones a junio de 2013.

La distribución de estos montos certificados en el período 2008-2013 se divide de la siguiente manera: Pesca y Acuicultura 22,1%, Alimentos 16,1%, Minería 13,9%, Agropecuarias 11,7% Silvícolas 11,1% Medioambiente 9,2%, Otros 15,9%.

Del total de 145 empresas que se acogieron al beneficio hasta 2013, el 78,6% correspondía a grandes empresas, el 18,6% a mediana empresa y solo el 2,8% a pequeñas empresas. En cuanto a las regiones que lideran las certificaciones son Región Metropolitana con 66,46%, Los Lagos con 17,55% y Bío Bío con 9,18%, las demás regiones juntas certifican el 6,81%.

Revisando las cifras es posible apreciar que la reforma ha dado resultados positivos. Pero, si bien los datos son alentadores, aún existen desafíos pendientes, como aumentar la certificación de proyectos en regiones y fortalecer otros sectores. Estos desafíos se relacionan, quizás, como se apreció en un artículo anterior, al desconocimiento de lo que engloba la IyD o con la falta de conocimiento de la Ley y como se puede acceder a ella. Considerando esto último, es posible que entidades que están decididas a invertir en IyD y acogerse al beneficio, aún no lo hayan hecho, porque tienen interrogantes que deben ser aclaradas para poder comenzar con el proceso.  Las respuestas a ellas se podrán encontrar en nuestro próximo artículo “Ley I+D: ¿Cuáles son los pasos a seguir para acceder al beneficio?”

 

Fuentes consultadas:

Artículos relacionados: