13/03/2014

10 Tips para la creación de un buen Elevator Pitch

2014-03-13El fracaso al intentar conseguir financiamiento para un emprendimiento no radica siempre en la idea, la mayoría de las veces el error se encuentra en cómo esta se vende. Es importante considerar que en general los inversionistas tienen poco tiempo para escuchar nuevas ideas, lo mismo ocurre en las presentaciones para la obtención de subsidios. En este sentido lograr interesar al interlocutor en el menor tiempo posible es esencial. En esta línea se utiliza el Elevator Pitch, discurso que en poco tiempo, entre 5 y 10 minutos, logra describir el proyecto de manera clara.

En el marco de que los postulantes a FONDEF-VIU Etapa 2 están preparando las presentaciones de sus propuestas, en CREATECH nos reunimos para debatir nuestros consejos favoritos. El resultado de esta conversación es una lista con los 10 tips más relevantes para la elaboración de un buen Elevator Pitch, los que apuntan a las características que este debe tener en relación a su estructura y contenido, y a la presentación misma del discurso.

  1. El discurso debe cautivar a la audiencia: este debe reunir las características de corto, claro y conciso, y a la vez llamativo.
  2. Simplicidad en el lenguaje: evitar el uso de palabras técnicas o siglas poco conocidas, ya que cualquier persona debe entenderlo.
  3. Claridad en el discurso: la audiencia debe entender de que se trata el negocio y como se llevará a cabo. El objetivo es que se interese por conocer más el proyecto. Ayuda hablar lento y modulado.
  4. Utilizar frases atractivas: al comienzo para enganchar a la audiencia y mantenerla atenta el resto de la conversación, y al terminar para invitar a participar del proyecto.
  5. Enfatizar las ventajas del producto o servicio: se puede mencionar la problemática, para luego destacar las diferencias de lo existente.
  6. Incluir cifras: ayuda a demostrar el potencial de generar dinero del proyecto y clarificar cuánto es el monto que se busca que sea financiado por inversionistas.
  7. Compartir logros concretos: si es existe avance en el desarrollo, como un producto físico (prototipo), hay que mostrarlo.
  8. Practicar el pitch: una buena opción es con cronómetro, para manejar el tiempo. Además hacerlo frente a personas que no manejen el tema, ya que aparecen preguntas obvias, ayudando a mejorar la claridad del discurso.
  9. Grabar el discurso: en audio y video si es posible. Escuchar como se habla ayuda a mejorar el tono, volumen y modulación de la voz. Mientras que verse ayuda a mejorar postura, movimientos en el escenario e interacción con la audiencia.
  10. Personalizar el discurso: adecuarlo al contexto para optimizar el mensaje y su presentación. La manera de vestir también es importante; esta debe ser acorde a la audiencia a la que se está presentando y cómoda para que no se transforme en una distracción.

Lo dicho anteriormente deja claro que el éxito de conseguir financiamiento para un proyecto no depende de lo que se dice (según un estudio del Psicólogo norteamericano Albert Mehrabian las palabras solo aportan el 7% al éxito del discurso), sino el cómo se dice, un discurso claro apoyado por un lenguaje corporal que demuestre convencimiento, pasión y entusiasmo por el proyecto, logrará cautivar al interlocutor y convencerlo de que la idea es prometedora y reportará beneficios para todos.

 

Para mayor información: